El Marketing en crisis

En los tiempos que corren un nuevo consumidor con menos recursos y peores perspectivas está surgiendo en el mundo, las grandes empresas comerciales adaptadas a la crisis ya lo están teniendo en cuenta. ¿Y tú?

El consumidor está cambiando en sus hábitos de compra, reduciendo de forma general sus gastos, no sólo en compras superficiales sino también en las demás actividades esenciales.

El nuevo consumidor busca más por menos. Existe una mayor sensibilidad al precio por parte de las familias que sacrifican conveniencia por ahorro. Por eso las marcas blancas son bien recibidas, ya que psicológicamente son percibidas como algo de similar calidad adquiridas por menos dinero; esta tendencia de compra es de las que permanecen, no cambia aunque seamos de nuevo insertados en el mundo laboral.

De forma mayoritaria se renuncia a la compra quincenal o mensual por otra de ticket más corto. Se comparan precios más que nunca, se realiza una compra menos impulsiva, más selectiva y más racional. Basada en las promociones. Y en los sello de confianza.

Cuando existe menos demanda, no es conveniente reducir la inversión publicitaria y/o en marketing, sino todo lo contrario. Probablemente ahora es un buen momento para replantearse cuál es el papel que el marketing en estos tiempos  debe desempeñar en nuestra organización tanto para afrontar la crisis, como para salir reforzados después del ciclo negativo.

Como dicen Don Peppers y Martha Rogers en su reciente libro La Empresa en Movimiento:

 

“La crisis del cortoplacismo, el origen de todos los problemas … la obsesión de las empresas por los resultados a corto plazo resulta enormemente destructiva”

Sin duda, reducir la inversión en marketing o publicidad constituye una solución rápida y simple y arriesgada; puede mejorar la cuenta de resultados a corto plazo, pero existe un riesgo de debilitar nuestra imagen de marca y la relación con nuestros clientes, algo que a la postre incidiría negativamente sobre la rentabilidad de la empresa, su crecimiento y su capacidad de competir.

A la hora de escribir el título del post me planteaba si “Marketing en Crisis” era el correcto, la economía y por ende la sociedad está en crisis y…  ¿también el marketing?.  En muchos casos el market