Según las estadísticas 8 de cada 10 usuarios abandonan el carrito de la compra antes de finalizarla, es decir sin llegar a comprar ningún artículo. Si a este dato le añadimos que en los últimos meses, el consumo ha decaído como consecuencia de la crisis, debemos más que nunca optimizar nuestro negocio online, para conseguir el preciado final feliz: Compra finalizada con éxito.

¿Qué motiva este comportamiento en la compra online?

Muchas son las veces en que los usuarios tienen que llegar al final del proceso compra para saber realmente cuanto le cuesta el producto, incluido el precio del transporte o la logística, esto se debería saber desde el principio y no al final del proceso.

Hay que detallar de forma visible el coste total de la compra y los gastos de transporte, evitándolos en la manera de lo posible, incentivando el volumen de compra y las compras cruzadas.

La integración en las redes sociales es algo que no debemos olvidar ya que muchos usuarios harán seguimiento de cómo les ha ido en el proceso de compra a otros usuarios, y ésto motivará su decisión.

Incentivar y recoger las opiniones de los clientes aporta un extra de seguridad al nuevo usuario, además de conseguir un buen feedback de cómo los estamos haciendo, cambiado nuestra estrategia de venta si fuera necesario.

Debemos disponer de una web con diferentes idiomas si queremos que nuestra tienda pueda vender sus productos o servicios en todo el mundo y que estas traducciones sean lo más fidedignas posibles.

Coherencia, Rapidez y sencillez

Es fundamental que todo el proceso de compra sea sencillo y rápido. Un error muy común es pedir los datos personales al inicio del proceso, cuando todavía el cliente no se ha decidido por la compra. En los primeros clics, el usuario puede verse intimidado por tal práctica y desconfiar de la seguridad del sitio. Una navegación sencilla y coherente, con enlaces de información complementaria de tus productos o servicios harán más fácil la compra.

En el proceso de compra todos los pasos han de ser lo más reducidos posibles y la carga de las páginas deben ser super ágiles. Tres o cuatro clics deberían ser más que suficientes (una vez que el cliente este registrado)  para completar el proceso de compra.

La lentitud del proceso de carga de las páginas en la compra es el responsable del 20% de los abandonos; la solución pasa por no cargar dichas páginas con elementos demasiado pesados, fotografías sí, videos sí, de calidad también, pero lo suficientemente optimizados para que la carga por parte del navegador sea rápida. Es de sobra conocido que imágenes con 72px por pulgada es más que suficiente una imagen en la web, una mayor resolución no hace que se vea mejor, sólo ralentizará la web.

Podemos utilizar herramientas que nos ayuden a optimizar los vídeos y las imágenes antes de publicarlas en nuestra web o blog como por ejemplo:

    • Image Optimizerservicio gratuito online que permite de forma sencilla cambiar el tamaño de una imagen, así como comprimirla y optimizarla para la web. Sólo hay que subir la imagen, y pulsar el botón optimizar, finalizando el proceso descargando el archivo.
    • Kraken: optimizador gratuito online ultra-rápido de imágenes con opciones más avanzadas que la anterior herramienta, además tiene la posibilidad de in