A través de nuestro Partner tecnológico de hosting y registrador oficial de dominios CDmon, nos ha llegado la noticia de que pronto será posible solicitar el registro de las nuevas extensiones de dominios genéricos que al final de este post nos han facilitado. Todavía no se pueden ni contratar ni reservar, pero muchas empresas ya están al acecho, ya que se han solicitado más de 1900 en todo el mundo.

Estado de nuevas extensiones de dominios: gTLDs

ICANN, Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números de Internet, es la empresa que gestiona las peticiones de las nuevas extensiones de dominio; a través del siguiente enlace se puede acceder al estado de las peticiones de nuevas extensiones: https://gtldresult.icann.org/application-result/applicationstatus/viewstatus.

Los gTLDs, del inglés generic Top-Level Domain, es uno de los tres tipos de dominio de nivel superior existentes según ICANN, son los llamados dominios de nivel superior genéricos. Las temáticas para las gTLDs es muy variada, pertenecen a diferentes sectores: negocios, tecnología, finanzas, deportes, salud, alimentación, cultura, adultos, etc.

Disponibilidad y Reserva de nombres de extensiones

Como ya hemos indicado al inicio del post, estas nuevas extensiones todavía no están disponibles para el público en general. ¿Esto que quiere decir? Pues que hay empresas de servicios de extensiones que sí ya están firmando acuerdos con la ICANN para poder en futuro ofrecer el registro a sus clientes; previsiblemente podremos ver las primeras a principios del 2014.

Existen otro tipo de peticiones exclusivas solicitadas por marcas que están interesadas en tener su propia extensión, este tipo de extensiones son privadas y no están disponibles para el público en general.

Aunque algunas empresas han lanzados campañas de marketing para captar clientes de registros de los nuevos dominios gTLDs, todavía es imposible reservarlas. Lo máximo que puedes hacer si estás interesado en algunas de las extensiones es hacer una especie de pre-registro, donde se almacenaría temporalmente los datos para enviar la solicitud de la nueva extensión cuando esté disponible. El hecho de pre-registrar un dominio no implica ningún tipo de garantía ni prioridad de que vaya a ser suyo; puesto que otro usuario podría haberlo hecho con otro registrador. Así la extensión .bcn es privada y la ICANN no la ofrecerá a ningún registrador.

Conclusiones: