Para que nuestro negocio funcione está claro que debemos de vender los productos o servicios que ofrecemos a un precio competitivo, que nos reporte al menos cierta rentabilidad. No siempre basta con ofrecer un buen producto que tenga la demanda suficiente para que nuestro negocio funcione, sino que debemos esforzarnos en presentarlo adecuadamente a nuestro público. Las campañas publicitarias es una de las estrategias que nos ayudarán a conseguirlo.

Cualidades de campañas publicitarias efectivas

    • Innovadora. Cuanto más original sea, mayor impacto y viralidad conseguirá. Si el público ve siempre el mismo tipo de anuncios o publicidad no prestará atención a lo que la marca ofrece.
    • Atractiva. Las campañas publicitarias debe presentarse de forma que el posible consumidor sienta la necesidad de seguir viéndola. Podemos valernos de los colores, palabras o frases sugerentes que inviten a conocer lo que vamos a ofrecerle.
    • Dirigida al público objetivo. El mensaje y la manera de anunciar nuestros productos debe estar en consonancia con las personas que puedan demandarlo; por ello debemos de conocer los gustos y necesidades de nuestros clientes para lanzar unas campañas publicitarias más eficazes.  A veces en los anuncios de las grandes marcas, no presentan el producto hasta el final, pero sí nos muestran valores  o experiencias  cotidianas con los que la marca se identifica o identifica a su público.
    • Canal apropiado. Conocer donde están y se mueven nuestros clientes es imprescindibles para que nuestros esfuerzos en las campañas publicitarias no caigan en balde. A veces las campañas publicitarias en las Redes Sociales puede ser más efectiva que un anuncio o spot publicitario en la televisión, todo depende de si es ahí donde nuestro consumidor se encuentra.
    • Calendario temporal óptimo. Nuestros recursos están limitados, así que debemos de estudiar días y horas óptimas para difundir nuestras campañas publicitarias. Si estamos pensando en difundir online es importante saber cuando nuestros usuarios están conectados para conseguir un mayor alcance; utilizaremos herramientas de monitorización Social Media para conocer los datos que necesitemos. Si la campaña es offline nos valdremos de estudios de mercados existentes.
    • Difusión adecuada. Las campañas publicitarias no son eternas, tienen tiempo limitado de exposición al público. Cuanto más veces repitamos nuestros anuncios mayor posibilidad de alcance tendremos; siempre sin llegar a ser spam.
    • Mensaje sencillo. Cuanto más fácil se lo pongamos a los compradores, mejores resultados obtendremos en nuestras campañas. A veces sólo basta con difundir una cualidad destacada de nuestro producto para que sepan que ofrecemos. Si nuestros productos destacan de la competencia por alguna cualidad, destaquémosla en la publicidad
    • Creíbles. Si queremos que al final se produzca la conversión, debemos de presentar un producto creíble.
    • Visuales. Una imagen vale más que mil palabras. Estudios demuestras que el cerebro humano recuerda mejor las imágenes que las palabras, así que por qué no aprovechar esta cualidad.
    • Emocional. Jugar con la música, colores, testimonios reales, sentimientos de las personas como el humor o imágenes evocadoras son aspectos a tener en cuenta. ¿No es verdad que a veces nos hemos encontrado anuncios que no sabemos que están queriendo vender? Las grandes marcas utilizan estrategias de marketing emocional para conseguir que hablen de su marca, no para vender más.

Originalidad ante todo

A veces nos preguntamos si ya está todo inventado, y realmente así es; lo que importa hoy día no es inventar, sino innovar en lo ya inventado. De este modo aún queda un largo camino en el mundo de la innovación, ya que todo puede transformarse partiendo de una misma idea.

Centrándonos en este punto de vista, la publicidad es un campo bastante amplio donde existe una gran variedad de métodos para crear anuncios, campañas, o en general, publicidad. Aún así, vemos la mayoría de los anuncios como si fuesen similares, con las mismas características. Pero no siempre pasa eso; y en ello se encuentra uno de los factores más importantes en el mundo de la publicidad: la originalidad.

La originalidad podría considerarse la base de toda agencia publicitaria, proveniente del departamento creativo; de hecho, las agencias adquieren su personalidad en función del departamento creativo, y con ello de esta característica. Tan importante es debido a la masificación que existe de publicidad a día de hoy, vivimos en una era en la que nada más salir a la calle encontramos anuncios por todos lados, por lo que es necesario que exista una peculiaridad que distinga a un anuncio de otro para así poder destacar y que el consumidor lo capte.

Anuncio original, buen ejemplo de Campaña publicitaria

En el anuncio que se muestra, observamos la idea de unas pastillas “mágicas” que hacen perder peso. El modo para poder realizar el anuncio sin que los protagonistas supiesen que les estaban grabando no era otro que decir que estas pastillas eran gratis. Así, se crea una especie de yincana para los que han optado aceptar las pastillas gratis. La originalidad no se basa en que están haciendo deporte, sino en el modo en el que lo hacen y en el pensamiento que ellos tienen de perder peso sin necesidad de realizar ejercicios. Se crea una conexión entre el consumidor y las personas que realizan el anuncio, viéndose identificadas, por lo que al conectar, el anuncio penetra aún más en el consumidor. Esto son Campañas Publicitarias.

Y claro, todo combinado con una bonita canción para amenizar los tres minutos, ¿Qué menos, no?

Safe Creative #1408181779378